Páginas

El Agua

EL CUIDADO DEL AGUA

La creciente necesidad de lograr el equilibrio hidrológico que asegure el abasto suficiente de agua a la población se logrará armonizando la disponibilidad natural con las extracciones del recurso mediante el uso eficiente del agua.

México, un país rico en recursos naturales, obtiene el agua que consume la población de fuentes tales como ríos, arroyos y acuíferos del subsuelo. Estos acuíferos se recargan de forma natural en época de lluvias.
Dada la importancia del agua, es nuestro deber utilizarla adecuada y racionalmente, y así ayudar a nuestro medio ambiente, realizando algunas pequeñas tareas:


  • Cierra las llaves mientras te enjabonas, te tallas en el baño, te afeitas o te cepillas los dientes.
  • No laves la banqueta, pisos o el coche a "chorro de manguera", usa solo la necesaria en cubetas.
  • Reporta cualquier fuga que observes en la calle, vigila los mecanismos de depósito de sanitarios, tinacos y cisternas, reparando cualquier fuga.
  • Revisa periódicamente las paredes de la cisterna y el buen funcionamiento de la bomba.
  • Utiliza solamente el agua estrictamente necesaria en el baño, en el lavado de trastes y en el lavado de ropa.
  • Al usar la lavadora, usa el máximo de ropa permitido en cada carga.
  • No riegues el jardín durante las horas de mayor calor, el agua se evapora.
  • Vigila a tus hijos, para que en sus juegos no se bañen a chorro de agua o a cubetazos.
  • No utilices el inodoro como cubo de basura.
  • Utiliza cisternas de WC con dispositivo de descarga controlada o de bajo volumen. Una forma de reducir el consumo de una cisterna convencional consiste en introducir en su interior una botella de uno o dos litros llena de agua.
  • No olvides explicar estos consejos a los más pequeños de la casa.
  • No desperdicies el agua, recuerda siempre la importancia del vital líquido: El Agua.

El agua. Es el más importante de los recursos naturales renovables. El ser humano y los animales están compuestos de un 80% de este liquido y las verduras contienen entre el 80-97%. El globo terráqueo está cubierto de agua en un 80% y la cantidad total de lluvia que recibe equivale a un río cuyo caudal sería de unos 10 millones de metros cúbicos por segundo.

El agua es el elemento que transporta las sustancias nutritivas y aunque disuelve muchas sustancias, no reacciona químicamente con ellas, por lo cual transporta también sales y gases sin que estos experimenten transformación alguna.

Si repartiéramos la existencia de aguas entre los habitantes de la tierra, a cada uno le correspondería el equivalente a unos 300 millones de metros cúbicos. El problema es que el 97% de esta agua disponible es salada, y de la restante, el 95% permanece en estado sólido, es decir, en forma de hielo.

Así las disponibilidades de agua potable se ven disminuidas en volumen y mediatizadas por una distribución desigual en el planeta, sin contar los destrozos de la polución industrial, agrícola y doméstica.
La fuente principal de agua es el mar. Allí se evapora con el calor del sol y cae más tarde a la tierra en forma de lluvia. Una vez que el agua se precipita puede volver evaporarse y caer. Este proceso se llama ciclo hidrológico.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada